martes, marzo 20, 2007

Embadurnado de aceite


La comida sana es peligrosa, mucho. Me estaba aliñando una ensalada en el trabajo usando unos potecitos individuales de aceite que "churrimango" del Viena, y pasó la catástrofe... cual monstruo del Dr. Frankenstein apreté demasiado el diminuto paquetito de plástico y todo el aceite aliñó mi camisa de trabajo. El resultado es que acabé más pringado que un regidor de Marbella. Y es que comer sano también tiene sus riesgos, seguro que con un shawarma o una hamburguesa no hubiera tenido problemas.

Lali ha dicho que tenía que poner este terrible suceso en mi blog... yo pongo lo mio, pero tu también pringas... jojojo... Mi nena seguirá sin tener que preocuparse...

1 comentario:

Vega dijo...

La probabilidad de que al salir aceite disparado caiga en tu camisa es del 96%... teniendo en cuenta que cuando te hicieron las camisas azules a tí, el resto de personal tuvimos que ir 6 meses vestido de color verde..... y si pongo esto de manera tan cruel es por pasarte con Lali de esa manera, no se lo merece.......

salu2