miércoles, enero 09, 2008

Carl Theodor Dreyer y Vilhelm Hammershøi

Si hay un director de cine que me impactó cuando estudiaba dirección en el CECC, fue sin duda Dreyer.
No recomiendo a nadie que vea una peli de este danés a no ser que sepa realmente un poco de cine. Por suerte para mi, yo no vi una peli de Dreyer hasta que no hice segundo curso, porque si llego a ir a la filmoteca a las dos semanas de empezar a estudiar (que era cuando el profe de dirección, el bueno de Luis Aller lo mencionaba) dejo las clases de golpe... ¿Que eso es una peli buena?... Pero si no se puede ser más coñazo!!!.
Una dirección de actores bastante peculiar unido a unos decorados de lo más anodinos hacen de pelis como Ordet o Dies Irae unos peñazos tan solo superados por otra peli del mismo director: Gertrud.
Pero lo que me ha roto, es que a través del blog de Berto, el sobrino de Andreu Buenafuente, descubra el porqué de esos sets de rodaje tan blancos, minimalistas... ¿aburridos?...



Una muestra del estilo del pintor Vilhelm Hammershøi, que fue una de las inspiraciones del director danés.

Y ahora un par de planos de pelis de Dreyer... estos que he seleccionado son "trepidantes".




3 comentarios:

Vega dijo...

el segundo fotograma me recuerda algo los decorados de "cabeza borradora"

salu2

Anónimo dijo...

No sé que quieres decir en esta entrada, entonces te gusta o no te gusta el director? Estoy confuso...

Supermauri dijo...

mmm pos que su genialidad es directamente proporcional a lo peñazo de sus pelis... me gustan?... si, pero no repetiría más de una el mismo año...